El ciudadano como eje central del análisis de visitantes

Uno  de los debates tradicionales en el campo cultural versa sobre cuestiones como las necesidades de acercar el visitante a los espacios patrimoniales, de cómo romper con el rol pasivo del ciudadano, de cómo hacer más comprensibles sus contenidos buscando nuevas fórmulas de comunicación, etc. Sin embargo y  después de todo  el  esfuerzo  que se invierte en esta dirección, ¿Qué certeza tenemos de la eficacia de las transformaciones que llevamos a cabo?¿Cómo aprecian los visitantes estas transformaciones? ¿Les gustan? Es decir, y de forma más general, ¿Les satisfacen las actuaciones que llevamos a cabo en los museos y los cambios que introducimos? O simplemente, ¿Cómo ven los visitantes los  centros patrimoniales en su conjunto? ¿Consiguen las exposiciones transmitir siempre lo que pretenden? De hecho, más allá del éxito o el fracaso en la asistencia de público, ¿Cómo medimos la consecución de los objetivos de una exposición?

El ciudadano como eje del estudio de públicos
El ciudadano como eje del estudio de públicos en los equipamientos culturales

Las expectativas sobre los efectos que deben causar los museos o las exposiciones sobre sus visitantes han sido tradicionalmente altas. De hecho, en la mayoría de los casos los visitantes son los últimos destinatarios de los museos y, ya sea a la población en su conjunto, ya sea a una parte específica de esta, los museos se dirigen a una audiencia concreta con la pretensión de transmitir “algo”. En efecto, los centros patrimoniales pueden perseguir desde la mera transmisión de contenidos específicos hasta la voluntad de enseñar determinadas formas de comprender el mundo, desde la transmisión de valores a la pretensión de remover la conciencia del espectador o incluso de hacerle participar. Y a pesar de todo esto y de lo excelso que puedan llegar a ser los objetivos perseguidos, finalmente en la mayoría de casos no se evalúa la consecución de los mismos.

Frente a lo expuesto, la evaluación de los públicos es por encima de todo una forma de autoconocimiento y mejora de las instituciones culturales.  Esto sucede en los centros patrimoniales para los que cada vez, toman mayor importancia el feed back de los usuarios o visitantes a través de su estudio: quién viene, qué le gusta, qué ha visto, qué le ha gustado más, incluso qué y cómo ha comprendido lo que hay expuesto, etc.  El análisis de estos aspectos  nos proporciona una información y pauta indispensable para el funcionamiento de centros turísticos y  patrimoniales, para el análisis de la consecución de los objetivos planteados y, en definitiva, una herramienta para poner en el centro de la acción al visitante. En el módulo  Identificación y análisis de visitantes” del CETT e-learning trataremos de dar respuesta a las preguntas anteriores y  ofrecer  herramientas prácticas para la elaboración de estudio de públicos.

Fechas del curso: del 30 de Abril al 27 de Mayo 2018

¡Apúntate!

AUTOR:

Ferran Urgell, profesor del Postgrado en Estrategia Turística del Patrimonio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s