La visita a la bodega, ¿una experiencia de éxito?

Existen, en la actualidad, muchos tipos de bodegas con atractivo turístico en los territorios vitivinícolas del mundo. En ocasiones, el interés radica en la arquitectura histórica o artística de la bodega, en otras, en la calidad de los vinos que se elaboran. De alguna manera u otra, las bodegas son clave en el sistema enoturístico, pero… ¿cuáles realmente apuestan por poner al visitante como piedra angular del engranaje enoturístico?

Según datos provisionales de las bodegas pertenecientes a la Asociación Española de Enoturismo (AEE), el número de visitantes nacionales e internacionales que recibieron las bodegas españolas en 2017 aumentó un 17,4%, alcanzando las 2,7 millones de visitas. La tendencia, año tras año, es notablemente incipiente.

Enoturismo, Sommelier
Estudiantes del curso semipresencial de Sommelier del CETT, en su visita a la bodega Juvé & Camps.

Hace un par de décadas, las primeras propuestas enoturísticas contemplaban el visitante como un actor pasivo y observador (visitaba las instalaciones y viñedos, cataba, escuchaba las explicaciones del guía, visionaba audiovisuales poco interactivos de presentación de familias bodegueras, etc..). En realidad, era un visitante que contemplaba la actividad a su alrededor sin ser partícipe. Actualmente, siguen siendo muchas las bodegas que continúan ofreciendo visitas al estilo inicial de enoturismo, pero desde el punto de vista del visitante es esta… ¿una visita de éxito?  ¿Qué hay de innovador y diferente en visitar una bodega u otra?

Afortunadamente, el diseño actual de las experiencias enoturísticas se basa en el enoturista como eje central y, por ello, las bodegas ofrecen diferentes tipologías de visitas dependiendo del tipo de visitante: Desde los curiosos o principiantes, a los aficionados al vino (winelovers), pasando por, enólogos, importadores o expertos que buscan profundizar y descubrir curiosidades únicas. Es el caso de los alumnos del curso semipresencial de sommelier de CETT-elearning que realizaron, el pasado 14 de febrero, una visita técnica en dos bodegas del Penedès. La primera de ellas fue en Juve & Camps, donde recibieron una lección de innovación y técnica en el ámbito de la viticultura y, posteriormente, una clase magistral de práctica de poda en los viñedos de la bodega Raventós i Blanc. Ambas bodegas, situadas en Sant Sadurní d’Anoia, son dos buenos ejemplos de bodegas que siguen trabajando y reinventando su fórmula de acoger en sus instalaciones a los diferentes visitantes, profesando para cada uno de ellos, un trato exquisito y garantizando una gran experiencia enoturística.

Si te apetece conocer más sobre el apasionante mundo del enoturismo y su gestión, ¡apúntate al Curso online de Enoturismo! Descubrirás de forma práctica y flexible las claves para la creación de auténticas experiencias enoturísticas.

Fechas del curso: Del 1 de Marzo al 15 de Abril 2018

AUTORA:

Maribel Notario, profesora del Curso de Enoturismo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s