imagen El lenguaje corporal en la sumillería

En todo proceso de comunicación, debemos tener en cuenta que aquello que expresamos con palabras es solamente un pequeño porcentaje de lo que recibe nuestro interlocutor, el otro porcentaje corresponde a la llamada comunicación no verbal. Debemos ser conscientes que incluso cuando no pretendemos comunicar nada de forma voluntaria, estamos enviando señales a los demás con nuestros gestos y nuestra actitud corporal.

¡Ya lo dice el dicho popular: la cara es el espejo del alma!, y podríamos decir que tiene su base científica ya que nuestras expresiones faciales expresan lo que sentimos, y complementan lo que decimos.Tecnología de Servicio

Sin embargo, no únicamente el rostro humano sirve para comunicar o expresar nuestros sentimientos. El resto del cuerpo constituye también una parte fundamental en la comunicación no verbal y en la detección de estados de ánimo.

La profesora de Psicología Social Amy Cuddy de la Harvard Business School, se pregunto que si del mismo modo que el cerebro era capaz de hacer reaccionar a nuestro cuerpo, podía existir una reacción contraria, y nuestro cuerpo podía ser capaz de modificar nuestro estado de ánimo.

Para probar la teoría del efecto de nuestros gestos en el cerebro, la profesora Cuddy y su equipo realizaron un experimento en el que a una serie de personas se les media su nivel de testosterona y de cortisol a través de unas gotas de sudor.

Estas personas eran expuestas durante tan solo 2 minutos a posturas de tipo relajadas, manifiestamente expansivas y de poder, tales como poner los pies sobre la mesa, abrir y extender los brazos o inclinarse sobre la mesa con los brazos abiertos entre otras.

El resultado de este experimento era que con tan solo dos minutos manteniendo este tipo de posturas, los niveles de cortisol bajaban considerablemente, aumentando al mismo tiempo los niveles de testosterona, demostrando así que nuestras posturas y gestos actúan modificando el cerebro. El efecto conseguido en tan solo dos minutos permitía por tanto que los individuos se sintieran más relajados, dotándoles al mismo tiempo de mayor confianza.

Dado que estas posturas de poder no son las más adecuadas para relacionarnos con los demás, la profesora Cuddy recomienda ante situaciones de estrés, encontrar un lugar apartado y solitario para conseguir nuestros 2 minutos de terapia e incorporarnos seguidamente a nuestra actividad.

Con el módulo online de Tecnología de Servicio que imparte CETT eLearning se facilita información y consejos que un sumiller debería tener en cuenta para desarrollar su profesión. Se tratan temas relacionados con el servicio del vino, las actitudes del sumiller, la gestión, la conservación del vino, las armonías entre vino y comida, el servicio del vino, la comunicación y las habilidades y actitudes que necesita un sumiller.

La intención de este enfoque es dar a los alumnos las bases y técnicas esenciales para poder realizar por si mismos los aspectos citados anteriormente y que aseguren la fidelidad y confianza en los clientes.

Autor: Sr. César Cánovas – Sommelier y Profesor CETT eLearning
Para más información: cettelearning@cett.cat

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s